La Visera
www.lavisera.com.ar
viernes 20 de julio de 2018
FUTBOL PROFESIONAL

MAS QUE UNA DERROTA

Autor: Patricio Barone @patricio_barone

12 may - Independiente perdió 1 a 0 en Santa Fe frente a Unión, con muy poco juego, cambios extraños por parte del entrenador Ariel Holan y con muchas dudas de cara al futuro. Ahora si, lo único que debe hacer el plantel es mentalizarse en ganarle a Millonarios en Colombia y salvar este mal semestre.

El partido que jugó Independiente contra Union fue, seguramente, lo peor de la era Holan. mismo entrenador esperaba otra respuesta del equipo que supo llevarlo hasta donde llegó, pero nada de eso se vio esta tarde en Santa Fe, ya que en ningún momento apareció la idea futbolística que habitualmente muestra el equipo.

En la previa del partido, se pensaba que el visitante podía jugar con línea de 5, al igual que lo había hecho en Brasil frente a Corinthians. Y así fue, pero de ninguna manera se vio el mismo futbol que por la Copa Libertadores.

En cuanto a los jugadores, hubo muy malos rendimientos individuales en la mayoría de ellos. Silva aun no sabe en qué posición jugar, Bustos continúa con el bajo rendimiento luego de la gira con la selección Argentina, Meza le dejó una imagen híper negativa a Jorge Sampaoli si aun pensaba en meterlo en la lista de 23. Punto a parte para Leandro Fernández, que cada vez que entra, solo piensa en hacer un gol él y en concretar una pelea con cualquier rival.

Por otro lado, los cambios que realizó Ariel Holan fueron demasiado raros e inesperados. En primer lugar, sacó en el entretiempo a Nicolás Domingo para que ingrese Emmanuel Gigliotti, quien debía entrar, pero no por el mediocampista. Segundo, el entrenador nunca reemplazó a alguno de los tres centrales que había en cancha, ya que sacó a Sánchez Miño y puso a Fernando Gaibor, quien no era un jugador que debía jugar un partido de este estilo.

Todo el primer tiempo fue irregular para ambos equipos, pero n bien comenzó la segunda parte Unión sorprendió a la defensa roja y decretó, desde la cabeza de Soldano, lo que fue el único gol del encuentro.

Independiente, el club que mas puntos sacó de visitante a lo largo de la Superliga, no pateó más de 2 veces al arco rival. Esto es algo que sorprende a mas de uno, ya que anteriormente era un equipo que llegaba constantemente a la portería rival y no paraba de desperdiciar chanches, pero hoy, ni eso.

Sobre el final del partido, con más empuje que juego asociado, Martin Benítez sacó un derechazo que terminó pegando en la mano del defensor Jonathan Botinelli, quien después del partido admitió que el balón rebotó en su brazo. Luego de la polémica acción, Benítez quedó muy molesto con el árbitro Fernando Echenique.

Esta derrota significa jugar otro año mas la Copa Sudamericana, un torneo que, aunque sea internacional, le queda chico a Independiente. Solo se puede ingresar a la próxima edición de la Copa Libertadores si se gana la actual o la Copa Argentina.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias