martes 22 de octubre de 2019 - Edición Nº321

Futbol profesional | 6 oct 2019

OTRA MALA ACTUACIÓN

Independiente perdió por 2-0 en su visita a Liniers, y dejó escapar una gran posibilidad de sumarse a la pelea del campeonato. El equipo dejó una mala imagen, que se convirtió en algo habitual y como única “buena noticia”, la aparición de Roa.


Por:
Ignacio Caruzzi @nachocaruzzi

Luego del habitual sorteo por quien saca de mitad de cancha, Germán Delfino da el pitido inicial y Maximiliano Romero, jugador de Vélez, mueve hacía atrás y comienza el partido.

Hasta los 13 minutos, Vélez intenta hacerse cargo del encuentro, pero Independiente también busca, y no lo deja jugar al rival y viceversa.

Esto continuó de esa manera, con ambos rivales que no dejan al otro, pero Independiente tuvo sus re 3 jugadas con “peligro” con centros fuertes y punzantes, pero sin que alguien llegue a ocupar esa posición.

La primera y a guardar, de contragolpe, Vélez tuvo el gol en los pies de Maximiliano Romero y a partir de los 27 minutos, el Rojo perdía 1-0.  

A los 33 minutos, llegaría la más peligrosa del Rojo. Salida limpia de Alan Franco con Lucas Romero, y este se la sirve a Sebastián Palacios, que fuera del área se acomoda y remata cruzado.

Sin mucho más, solo una jugada de peligro de Vélez, pero que el jugador nunca llega a rematar por la rápida salida de Martín Campaña.

El árbitro del encuentro da por finalizado el primer tiempo y el Rojo debe aprovechar estos minutos para respirar profundo, y acomodarse en el partido.

Transcurridos los 15 minutos de entretiempo, ambos equipos vuelven a la cancha y mueve Independiente desde el mediocampo.

Comenzó el encuentro y como finalizó el primero, Vélez maneja el partido.

A los 16 minutos, llegaría la más clara de Independiente en el partido. Pablo Pérez quedó mano a mano ante Hoyos, y sorprendentemente, pateo suave y tapó Hoyos.

El partido se convirtió en uno de idas y vueltas, pero sin situaciones de gol hasta los 30 minutos que Thiago Almada convierte un golazo imposible de atajar para Martín Campaña.

Con el ingreso de Roa, el jugador demostró que puede ser titular, y 6 minutos más tardes del gol de Vélez, tiró una pared con Chávez y se fue mano a mano con el arquero de Vélez, pero Lautaro Gianetti llegó a molestarlo y la situación terminó en córner.

Andrés Roa ejecuta el córner y quien se eleva más alto que todos es Pablo Pérez y cabecea, pero Lucas Hoyos manda la pelota por encima del travesaño.

Nuevamente Vélez se hizo cargo del partido y tuvo varios minutos con la pelota en sus pies sin dejar que el Rojo si quiera la llegue a puntear.

Con el partido prácticamente consumido y el público del Fortín festejando el triunfo, ovacionando la salida de Nicolás Domínguez, el Rojo tendría una jugada más. Desde el izquierdo, cerca del banderín del córner, Andrés Roa filtra para Sebastián Palacios dentro del arco, y este toca rápido para la llegada de Cristian Chávez que patea fuerte al primer palo del arquero, pero la pelota se la queda Lucas Hoyos en dos tiempos.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS