sábado 28 de marzo de 2020 - Edición Nº479

Institucional | 5 mar 2020

JUGADORES, ¡A VER SI SE DAN CUENTA!

Que esto es Independiente. Quien “no tenga ganas” de jugar un partido en Independiente es merecedor de no vestir más la camiseta. Se llame Juan Perez o Sergio Agüero. Un trabajador debe cumplir con su contrato, como todo laburante de cualquier índole


Por:
Opinión "Viseral"

Un futbolista llega a profesional luego de muchos años de pelearla en las divisiones menores, muchos de ellos buscan al fútbol como salida de problemas familiares, sociales y hasta económicos. Pero nadie obliga a una persona a hacerse futbolista. Son decisiones. En esas decisiones está la de la firma del contrato profesional, donde uno asume ciertas responsabilidades imposibles de incumplir.

En ellas está la básica, primordial y es la asistencia. En este caso, del fútbol, es entrenar y jugar. Ningún futbolista trabaja más de 8 horas diarias, (con suerte la mitad) y sin lugar a dudas, cobra mucho más que cualquier laburante común que duplique la cantidad horaria.

Entrando en el tema Independiente, hay problemas económicos, hay deuda con el plantel, hay crisis deportiva y un malestar institucional que parecería imposible de revertir… ¿Es momento para que un jugador pida no jugar el próximo partido por una deuda? Acaso cuando un jugador es expulsado, ¿se le resta del sueldo un porcentaje por no jugar? ¿Cuándo un jugador tiene una lesión que le impide jugar, el club debería solamente hacerse cargo de la recuperación sin pagarle el sueldo? No, porque el contrato lo impide.

Del mismo modo, si un jugador está disponible, al no querer jugar está incumpliendo sus deberes como trabajador.

Hay jugadores que no quieren estar más. Ayer Figal fue claro al decir que se fue a la MLS porque era lo primero que apareció. Independiente es tierra de nadie, un desastre al que nadie le quiere poner la cara.

¿No hay jugadores? Siempre los hay, nadie es imprescindible, solo el sentido de pertenencia que hoy está manchado por el penoso accionar de la dirigencia. Aquella que supo formar un equipo para campeón y hoy hace todo para jugar el Nacional.

Cansaron. Dirigentes y jugadores. Una runfla que va atrás de la moneda. Después venimos nosotros, que todavía creemos en lo lindo que es ir a la cancha y corear las canciones. Despertemos, estamos a tiempo.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS