jueves 28 de mayo de 2020 - Edición Nº540

Entrevistas | 30 mar 2020

"MI CORAZÓN ESTÁ EN AVELLANEDA, TENGO EL ESCUDO GRABADO"

Luis Islas protagonizó el vivo de Más Rojo para hablar de cómo transita la cuarentena dentro de Sol de América, el eterno cariño por Independiente y su gente e incluso opinó del Diego.


Por:
Sofía Franzoia

El ex arquero del Rojo comenzó detallando el plan que están desarrollando dentro del equipo: “Permanentemente hablamos por videollamada, enviamos trabajos accesibles, dentro de lo que cada uno puede hacer en su espacio. Hemos tenido mejoras en lo futbolístico, el equipo funciona bien y estamos reforzando la zona media, la de ataque y hoy en día el tema es poder expresarles en un video que cuando volvamos hay que seguir en este camino” y siguió: “El equipo cuando asumí no venía bien y empezamos a cambiar la metodología de trabajo, la intensidad, la idea futbolística de presionar y todo es producto de la responsabilidad de los jugadores, se asentaron rápido y a mí como entrenador me pone bien”.

Inmediatamente conectó el diálogo con su querido Independiente: “Muchísima gente hay que viene con la camiseta del Rojo, que me saluda y lo siento desde el corazón. El hincha de Independiente está grabado a fuego en mi corazón y así será hasta el día que me muera. Sé que soy repetitivo pero es así, me llena de orgullo, es algo que lo siento muy profundo siempre lo sigo y les deseo lo mejor” y agregó: “Por Sudamericana cuando le ganamos al Goiás después de eso seguí el partido del Rojo y cuando vi el gol sobre el minuto que hace Bustos lo grite a más no poder. Estoy agradecido de ver el respaldo, el apoyo que recibo”. 

Ante la posibilidad de una posible vuelta, Islas respondió: “Yo como entrenador estoy feliz dirigiendo Sol de América, la clase de dirigente que me gusta es el que elige y analiza la situación. El día que tenga la posibilidad de volver obvio que lo voy a hacer. Y les demostraré el sentido de pertenencia que uno tiene, entiendo que Independiente tiene que ganar y está bien que la gente exija. Tengo el escudo grabado” y continuó: “Yo siempre quiero lo mejor para Independiente, uno ve esa camiseta roja, la hinchada, la institución en sí y no ve la dirigencia. Estoy lejos de ésta gestión”.

Luis Islas explicó de donde nació tanto cariño por el club: “Antes como mi viejo era hincha de Huracán y arquero, yo lo copiaba y decía que era de Huracán por mi papá y me gustaba el arco también por él. Pero lo que se logró en independiente con el hincha, el socio, con los años, los partidos, los triunfos, gané un sentido de pertenencia con el club que amo. Es tanto el sentido de pertenencia que llego a pensar que hay poca gente que ama tanto al club como lo amo yo” y siguió: “Me tuve que ganar a la gente, vine de un equipo de mucha rivalidad como es Estudiantes. Me acuerdo cuando me fracturé que había cuadras de gente en el hospital. Cuando volví no estaba 10 puntos y al primer partido fui a trabar una pelota con esa misma pierna. Todo eso hizo que ame la camiseta, al hincha y reciba lo mismo hacia mi persona, nada ni nadie lo va a poder cambiar”.

El ex arquero también añoró su pase por el Rey de Copas: “Hubo muy buenos partidos, buenos años, equipos. Yo me sentía protegido con la hinchada atrás, era un acompañamiento, una fuerza extra. Contra boca explotaba de gente y les ganamos, así hay muchas situaciones que te forjan y te identifican con el club. Me acuerdo cuando cantaban “en Avellaneda hay un arquero” la estrenaron contra Unión y la cantaba hasta en el auto” e incluso recordó aquel partido de visitante en la Bombonera: “El día del partido de Boca después de festejar cuando me estoy yendo me empezaron a aplaudir de la 12, es algo que valoro porque no es fácil salir de la cancha de Boca ovacionado siendo que del lado de Independiente les ganamos".

Luis Islas en su rol de arquero enumeró una serie de jugadores difíciles de enfrentar: “El flaco Gareca, Funes, veías esos delanteros y no quería saber nada, el Beto Acosta, el Enzo Franchescoli” y desembocó en Maradona: “El duelo con el 10 era terrible y tuve varios partidos complicados pero recuerdo Independiente-Newell’s que ganamos 3 a 1 y hay una jugada que tengo la fortuna de taparle la pelota. Hasta él lo recuerda”.  En la misma línea agregó: “Con diego hablé hace 2 meses y siempre le deseo lo mejor. Éramos dos técnicos que cada uno a su forma hacíamos un combo fantástico y yo quiero lo mejor para él ahora, él en un campo de juego es feliz, es su forma de vivir” y continuó: “Me parece excelente que lo homenajeen, que no le regalen nada dentro de la competencia porque él tiene mérito propio, que lo respeten y quiero que Gimnasia no descienda por el Diego. Tuvimos grandes vivencias y fue un placer dirigir con él

Por último dejó un mensaje para la gente del Rojo: “Siempre que pueda estar con el hincha voy a estar, siempre va a estar mi respeto y cariño hacia ellos. Lo que construimos está muy grabado en mí. Mi corazón está en Avellaneda. Ojalá le vaya bien al Rojo, y quiero volver cuando me sienta identificado con la conducción, todo a su tiempo va a llegar. Cuando me llame Independiente voy a estar, voy a ver si encajo con las metodologías de trabajo pero mi SI siempre está”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS