martes 26 de mayo de 2020 - Edición Nº538

Entrevistas | 14 may 2020

"QUERÍA RETIRARME EN LA PILETA DE INDEPENDIENTE"

Ariel Quassi, ex nadador paralímpico de Independiente y la Selección Argentina, pasó por nuestro Instagram Live para dialogar con Michelle Gnisci acerca de su carrera, el homenaje que recibió por parte de Independiente y su retiro deportivo.


Por:
Ignacio Caruzzi @nachocaruzzi

En cuanto a lo que significa Independiente, opinó: “Independiente fue mi lugar en el mundo, soy hincha desde chiquito, llegué con cierta formación pero nunca imaginé que iba a terminar muy identificado con el club, la gente, estuve en épocas buenas y malas, y es mi segunda casa".

Sobre el homenaje que recibió en el LDA, recordó: "Fue muy emocionante, ese lugar donde uno pasa momentos de alegría, bronca, estuve en el medio de la cancha disfrutando mi propio homenaje, pasaron mi última competencia por pantalla gigante y ojalá que esta historia nunca termine".

Mencionando su homenaje, se encontró con más emociones: "Yo como hincha veía el afecto hacia los jugadores de fútbol, y lo llegué a sentir hacia mí, Independiente me tomó como un deportista representativo y estoy eternamente agradecido", y amplió: "Nosotros competimos con poco público y sabemos que un partido de fútbol es un evento masivo. Fue muy emocionante y pude compartir ese homenaje con mi familia y siempre bien agradecido a lo que me brindó Independiente".

Aprovechó para comentar su gesto de amor hacía el club: "Yo sentía que el lugar donde tenía que retirarme era la pileta de Independiente. Fue mi forma de reconocer todo lo que me había brindado el club y ahí fue mi último torneo en el país".

"Fui muy afortunado y recibí apoyo del municipio, de Independiente, y sobre todo de mi entorno cercano, mi familia, mi novia, amigos cercanos que siempre me apoyaron tanto en los momentos difíciles como en los mejores",
 expresó Ariel.

Sobre representar al país, opinó: "Representar al país me generó placer, estaba entre los nadadores más importantes y estaba en un nivel de competir contra los mejores de otros países. Fue una responsabilidad grande pero que la disfruté".

La experiencia que lo marcó a Ariel fue la siguiente: "El logro que más me marcó fue mi final en los Paralímpicos en Sidney en el 2000, fue la que me permitió entender que sí y quería formar parte de la elite tenía que formarme de cierta forma para mantenerme en ese grupo".

Sobre su retiro en los Juegos de Lima 2019, comentó: "Son sensaciones muy raras, uno trata de mentalizarse en la competencia, pero también se cruzaba que era la última vez. Decidí retirarme en esa competencia y lo sabía. Son sensaciones encontradas, era la última, no había revancha", Y agregó: "Yo tenía la incertidumbre de donde retirarme, sabía que lo quería hacer en una competencia".

En Lima, Ariel consiguió la medalla de bronce y cerró de gran manera su carrera: "Aposté para llegar a los Juegos Panamericanos, tenía 36 años y comencé a entrenar para llegar de la forma que yo quería. Acceder a una medalla era una incertidumbre, pero se dio todo de la mejor manera. Fue un torneo emocionante, recibí mucho cariño", y amplió sus sensaciones luego del torneo: "La realidad es que me sentí jugador de fútbol por un ratito con el cariño que recibí. Imposible planificar que haya salido tan perfecto ese torneo".

El retiro, no lo agarró desprevenido: "Llega un momento en el que hay que retirarse, pero la vida sigue y hay que estar preparados. Nunca sufrí el retiro, fui teniendo muchas cosas para hacer. No sólo entrenen porque el éxito deportivo no está asegurado", y amplió: "El estado emocional siempre afecta, uno tiene que prepararse para enfrentar el retiro. La natación es muy solitaria y hay que estudiar, vincularse con más gente y no ser una persona aislada".

Se explayó sobre las cosas lindas que vivió en su carrera: "La natación si no la disfrutas es imposible llevarla adelante, te facilita mucho disfrutar de las instancias que requieren mucho esfuerzo. El hecho de representar al club del que sos hincha, al país y que te vaya bien hace que disfrutes mucho más".

Sobre la relación deporte y estudio, manifestó: "Yo entré siendo uno de los más chicos y me retiré siendo uno de los más viejos. Nunca me alejé del ámbito educativo, considero que un deportista que estudia siempre va a ser un mejor deportista, en mi caso funcionó", y amplió sobre los motivos: "No es fácil pero esas estructuras que nos marcan los entrenamientos nos ayudan para hacer más cosas. El hecho de mantener una carrera nos permite relajar la parte psicológica que cargan los deportes individuales".

A diferencia de otros deportes, el entrenamiento en casa se torna complicado: “La natación es muy particular y hay que aplicar el mayor de los ingenios para poder practicar", y agregó: "Solo se pueden hacer trabajos físicos en seco, muy distinto a lo que se puede realizar en un entrenamiento de natación. Se trata de mantener la periodicidad".

La natación y otros deportes de agua, tendrán que esperar más para volver a competir: "Cuando se empiece a regularizar, no se va a poder volver a la competencia de forma inmediata, hay que hacer una adaptación. Esta coyuntura va a hacer que tengamos que tener paciencia hasta volver a la normalidad".

Luego, comentó sobre trabajo actualmente y una situación que lo ayudó a adaptarse a la situación actual: "Disfruto mucho el hecho de trabajar en lo que me gusta que es la natación. Con mi nueva función sigo conectado con lo que venía haciendo mucho tiempo. Con la gripe A del 2009 me sirve de experiencia para ayudar a mis nadadores hoy en día".

Por último, comento como atraviesa la cuarentena: "Trato de ingeniármelas para pasar el tiempo, es un contexto al que no estamos acostumbrados, pero dentro de lo que se puede bien".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS