miércoles 03 de junio de 2020 - Edición Nº546

Entrevistas | 19 may 2020

RESUMEN DE ENTREVISTAS

La Visera te acerca una recopilación de todas las declaraciones del mundo Independiente en las últimas 24 horas.


Por:
Candela García Fontán @candegfontan

Durante todo el día el mundo partidario de Independiente realizó diferentes entrevistas.

Pasó por Muy Independiente Franco Bellocq, ex jugador del Rojo actualmente en Grecia (Asteras Tripoli FC), sobre la política en Independiente, la actualidad y la situación que atraviesa el lugar en el que vive.

Analizando el presente de Independiente exclamó: "las exigencias del Rojo son máximas, hay que pelear todos los torneos, no siempre se puede. Hace algunos años estábamos mal y fuimos creciendo de a poco. Veo que Independiente contrató jugadores muy caros que no pudieron rendir en un buen nivel. Económicamente el club está jodido y va a ser difícil que incorpore. Hay que cuidar la economía y ayudar a los juveniles que son el futuro".

Por otro lado, el mediocampista contó como se vive este momento en el lugar donde vive: "Hace una semana volvimos a entrenar y pudimos salir de casa. La cuarentena empezó antes que en Argentina, al principio si poder salir. Ahora es más flexible. No fue tan grave como en otros países de Europa".

Al finalizar, Franco recordó sus años en el Club de Avellaneda: "De los 8 años de inferiores en el Rojo tengo los mejores recuerdos. Vivi toda mi adolescencia y pasé momentos brillantes. Independiente tiene un lugarcito muy importante adentro mío, tengo recuerdos hermosos".

Además, otro invitado que pasó por los micrófonos de Muy Independiente fue Alberto Rovira, médico del primer equipo y comentó sobre las condiciones que debe haber para volver a entrenar.

"En algún momento se va a poder volver a hacer algún trabajo de tipo físico pero todavía no están dadas las condiciones. El contacto en el fútbol es inevitable. Falta un mes hasta mediados de junio y pueden pasar muchas cosas" comenzó diciendo el profesional.

Luego, contó sobre las actividades que realiza el equipo: "Los futbolistas entrenan diariamente, excepto un día que tienen descanso. Tienen un plan que les da el preparador físico. Por último y sobre el viaje de Pablo Hernández a Tucumán declaró: "Fue autorizado para viajar, fue por un problema familiar. Los demás futbolisas evolucionan favorablemente. Togni está trabajando con kinesiólogos para ver su evolución".

Otro que se expresó hoy fue Daniel "Rolfi" Montenegro en Tribuna Roja.

El ex Rojo contó: "Estoy agradecido por el cariño que me demuestra el hincha de Independiente.- No todos tenemos la suerte como Bochini de debutar en un equipo, mantenerse y retirarse en el mismo".

Por último, habló del Independiente campeón del 2002: "El equipo de 2002 tenia una idea muy ofensiva y un único objetivo, el arco rival. Era un equipo bien armado en todas las lineas y con una idea de juego formada. Se dio un campeonato muy raro y se desarmó muy rápido".

A su vez, el Chivo Pavoni dialogó con los colegas de Soy del Rojo y demostró su amor por el club: "Se extraña mucho ir al club. Independiente es como mi casa. Yo soy uruguayo, pero hace más de 50 años que estoy en la Argentina. La sede y la cancha son como mi casa. Extraño mucho, pero tengo un buen contacto con los empleados. Hablo con casi todos los muchachos, no solo con los de la Primera, sino con los que han trabajado conmigo“.

Al ser consultado por la situación económica que atraviesa Independiente expresó: "Nosotros estamos al día. Eso es una tradición de Independiente. Hemos tenido algunos trastornos, pero muy cortitos y que se han solucionado. Eso hace que estemos con la tranquilidad necesaria de que nos puedan decir que hoy se paga el 50% del sueldo y a los dos días, el restante. No tenemos ninguna queja con el club“.

Finalizando el día, Martín Zapata, el jugador que consiguió el ascenso de Independiente en 2014, se refirió al momento difícil que atravesó el club y la relación que tenía el equipo con la barrabrava: "Estaba bravo el partido, era una final y un encuentro muy cerrado. Ese gol dio cierta tranquilidad, pero podía pasar cualquier cosa. Ellos venían en levantada y nosotros no teníamos un buen año, fuimos de punto, era para perderlo en la previa. Nunca sentí tanto alivio en mi vida después de ese partido. Hubo situaciones similares, sí, pero ese fue uno de los peores años que viví, por todas las cosas que pasaron futbolísticas y extrafutbolísticas. Teníamos problemas de todo tipo, y tener dos reuniones por semana era muy difícil. Fue casi milagroso".

Por último, aclaró lo difícil que era convivir con la presidencia de Javier Cantero y contó que el día anterior al desempate tuvieron un diálogo con la barrabrava.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS