domingo 05 de julio de 2020 - Edición Nº578

Entrevistas | 30 may 2020

"PUSINERI VA POR LA LÍNEA DE PASTORIZA"

Francisco “Pancho” Sá, gloria de Independiente, dialogó con Daiana Lombardi vía Instagram Live acerca de su trabajo en inferiores, apoyó de gran manera a Lucas Pusineri y grandes historias que vivió junto a Independiente.


Por:
Ignacio Caruzzi @nachocaruzzi

Hasta la actualidad, “Pancho” mantiene un récord único: “He ganado 4 Copa Libertadores con Independiente y 2 con Boca, por lo que tengo un récord y los récords están para romperse, pero más allá de que lo rompan yo estoy orgulloso de mi mismo”.

Luego de ganar un premio, debió dejar la música, una de sus pasiones: “Cuando volví de ganar Cosquín, volví de Buenos Aires. Había un técnico, que Huracán de Corrientes lo había contratado. Arrancaron los partidos y yo había empezado bien. Me invitó a tomar un café, a tener una charla y me hizo decidir entre el canto o el fútbol y me aconsejó por el fútbol. Ahí terminó mi carrera folclórica”.

Sobre su llegada a Independiente, comentó: “Don Ángel Labruna, que era el director técnico, me dio la posibilidad de debutar en River y te contaba, que, con Pipo Ferreiro, éramos muy amigo y me trajo a Independiente. Me estuve probando y quedé”.

Cuando finalmente quedó en Independiente, lo mencionó en su familia, que era hincha, y la reacción fue la siguiente: “Mi padre se puso muy contento. Con Independiente fuimos a Mar del Plata a hacer la pretemporada, ahí ya se jugaban un torneo y me mandó una carta. Me dijo que una de las mayores satisfacciones era que, por lo menos, una vez me ponga la camiseta de Independiente y me la puse como unas 200 veces, ja”.

En sus palmares registra 8 títulos con Independiente y recordó el Metropolitano de 1971: “Increíble el primer campeonato que ganamos. Íbamos punteros, perdimos la punta y el último partido, jugábamos de local y Vélez también, y veníamos 1 punto atrás (en ese momento con ganar, sumabas 2 puntos). Estábamos ganando y ganaba Vélez también, y la cancha estaba vacía. El partido de Vélez terminó antes que el nuestro, nosotros le estábamos ganando 2-0 a Gimnasia, y perdió Vélez. No sabes lo que fue la cancha, reventaba, de no haber nadie. Fue una alegría, imagínate para mí, hincha de Independiente. casi milagrosamente ganamos el campeonato y obviamente estaba dando la vuelta olímpica en la Doble Visera que es inolvidable”.

Se refirió a su actual trabajo y que les aconseja a los más jóvenes: “Yo estoy trabajando en las inferiores de Independiente hace bastante tiempo. No dirijo, dirigí hasta hace poco, pero el mensaje para los chicos siempre es el cuidado, de no descuidar el estudio, el cuidado personal, de la profesión y cosas que uno sabe que, si hace todo eso, está más cerca de conseguir las cosas”.

Pese a dejarlo como ‘profesional’, siguió llevando su guitarra: “El zurdo López tocaba y cantaba conmigo. Yo llevaba la guitarra y lo hacía cantar al Mencho Balbuena y los hacía cantar a todos. Nosotros teníamos un jueves después del entrenamiento que comíamos un asado. Llevaba la guitarra y los hacía cantar. Eran todos horribles cantando, pero nos alegrábamos”.

Acerca de lo unido que era el plantel, comentó: “Cuando llegué a Independiente, el periodismo hablaba de la gran familia del Rojo. Nosotros éramos la gran familia de Independiente, que tuvimos un legado de los muchachos que ganaron las Libertadores y con ello vino el Pato Pastoriza, que era un líder natural, no tenía preparación. Unía a los grupos”.

Recordó la Libertadores de 1973 por las curiosidades que tuvo: “El reglamento en ese entonces era diferente. Nosotros empatamos acá y fuimos a Santiago, había un clima muy hostil y resulta que Chile estaba viviendo una situación dificilísima. Estaba a muy poco de caer el gobierno y nosotros vimos un Chile, la verdad, viviendo una situación muy difícil. Entonces cuando llegamos al aeropuerto, nos esperaron con pancartas. La localía era muy fuerte y cuando terminó el primer tiempo nos cerraron el túnel y tuvimos que pegar toda la vuelta, nos tiraban de todo, algunos nos pegaron, pero volvimos al vestuario y entramos. Empatamos 0-0, pero el árbitro fue Arppi filho. y el arquero Pepé Santoro y los diarios al otro día decían que atajó hasta el viento.

De aquella Libertadores se quedó con la actuación del árbitro, a quien se encontró años más tarde: “Jugamos un partido increíble, nos considerábamos invencibles. Entonces, ese Arppi Filho, fue un árbitro impecable. Años después me lo encontré y me dijo que Colo Colo-Independiente fue el partido más difícil que tuvo”.

Además, contó la importancia del plantel: “Todos los años que me tocó jugar en Independiente, todos los años cambiamos de directores técnicos. El plantel era un plantel inteligente, muy unido y teníamos una mentalidad ganadora. Los más grandes conducían al equipo y los más chicos, seguían esa línea. Todo lo que se fue aplicando y creo que Independiente por mucho tiempo ha tenido esa mentalidad ganadora, y de jugadores identificados con el club”.

Sobre los últimos años del Rojo, analizó: “Lo veo a Independiente queriendo recuperar posiciones. Ha pasado mucho tiempo y la gente se acostumbró a lo que hemos ganado. Cuando estuvo Holan se consiguió un campeonato, y se consiguió otro, y se iba por ese camino, pero no sé por qué cosas se fueron jugadores que eran importantes para ese equipo.  Y como que estaba casi consolidado, pero a partir de ese momento, no fueron requeridos por mucho dinero, pero a veces cuando se mantiene una estructura, un plantel, se consiguen cosas”.

En cuanto a Lucas Pusineri, le demostró total apoyo y lo comparó con un ídolo de Independiente: “No tengo nada que ver con su contratación, pero siempre me preguntaban y me parecía que, maso menos, iba por la línea del Pato Pastoriza. Jugaban en el mismo puesto, fue importante para Independiente. Hizo un gol importantísimo por lo que la gente lo recuerda. Veo que está haciendo las cosas bien, capaz tuvo un golpe de suerte en el partido que clasifica a la próxima ronda de la Copa Sudamericana, la gente necesita un golpe de suerte. Les posibilita a los juveniles alguna oportunidad y ha tomado decisiones inteligentes. A veces, cuando uno toma decisiones son dolorosas, pero cuando uno maneja un grupo, tiene que tomar determinaciones, quizás odiosas, pero son decisiones inteligentes porque está pensando en una renovación, algo diferente y puede salir bien o mal, pero espero que le salgan bien”.

Y continuó analizando el apoyo de Lucas Pusineri a las inferiores: “Independiente es mi casa. Independiente muy pocas veces en la historia ha promocionado pibes, siempre fueron uno o dos. En el año 61’ o 62’, Independiente puso un equipo completo de juveniles.  Ahora veo que Pusineri ha puesto chicos que veo que tienen condiciones y de hacerlo muy bien. Independiente es un equipo poderoso, ganador, de los más grande del mundo en cuanto a títulos internacionales, y a aparte de eso, sus divisiones inferiores digamos que hace 15 años que estoy en inferiores y somos exigentes, no puede estar un jugador que no tenga la ambición, el deseo y la conducta. Hay jugadores y siempre hubo, la audacia del director técnico es lo que les da la oportunidad a los chicos”.

Una vez hablado del Rojo, comentó como atraviesa el confinamiento: “Muy bien, te cuento algo, el jugador o ex jugador de fútbol está poco acostumbrado a estar encerrado, nosotros tuvimos mucho tiempo de concentración, viaje y esas cosas que hacen que estemos cuidándonos y el cuidado necesita estar recluido. No es algo nuevo para mí. Yo vivía en una pensión, lejos de mi casa y me acostumbré”.

Comentó que, a pesar de los años, tiene buena relación con todos sus ex compañeros, pero habló de su amistad con Pavoni: “El chivo Pavoni es el gran capitán de América y cariñosamente le digo que es un ex amigo. Somos muy amigos, pero cada vez que pasa el tiempo se afirma más nuestra amistad. Hemos vivido tiempos gloriosos con Independiente y creo que ese es uno de los motivos por lo que la gente nos respeta, hemos ganado cosas importantes”.

Cerró la entrevista con mucho humor: “Quiero desmitificar al chivo Pavoni, el gran capitán de América que es una mentira, es un vende humo. Apenas hizo 75 goles jugando de marcador de punta.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS