domingo 05 de julio de 2020 - Edición Nº578

Futbol profesional | 2 jun 2020

DOS QUE PUEDEN IRSE

Se viene un mercado de pases absolutamente vendedor para Independiente. Las finanzas deben ser equilibradas y la urgencia de dinero obliga a los directivos a poner en lista de transferencia a varios pilares del plantel.


Por:
Ramiro Supph

Juan Sanchez Miño es uno de los referentes del Rojo y uno de los más queridos por la gente. Ha cumplido más de cien partidos marcando tres goles y ha sabido demostrar un gran nivel durante muchos momentos desde su llegada en 2016. En el último tiempo su nivel ha mermado y su relación con la directiva luego de varias diferencias terminó por quebrarse.

 

Hoy por hoy ambas partes consideran que lo mejor es un futuro fuera de Independiente. Por parte del jugador, cansados de los problemas y los destratos consideran que migrar es una necesidad y por parte de los dirigentes de Independiente, ven una venta como la posibilidad de reducir los costes salariales que hoy des balancean la economía del club.

 

En principio sería Estudiantes, quien ya lo buscó a principio de año, el equipo con más posibilidades de obtener los servicios del jugador. Tal como dijimos este lunes en La Visera Radio, si el 'Pincha' pone el millón y medio de dólares que pretende el Rey de Copas, se confirmaría la salida del lateral izquierdo.

 

Otro de los nombres que circulan entre las posibles bajas del Orgullo Nacional es Lucas Romero, quien llegó de la mano de Sebastián Beccacece a mitad de 2019 por una cifra cercana a los 4 millones de dólares y tiene uno de los contratos más elevados del plantel.

 

El Perro, si bien ha sabido jugar muy bien en algunos partidos, no ha terminado de demostrar todo su potencial y se ha perdido varios encuentros por lesiones.

 

Si bien es prematuro decir en dónde jugará y si es que seguirá o no en el Rojo, es sabido que su representante Cristian Bragarnick tiene el interés de ofrecerlo en la liga Mexicana, y más precisamente en el Xolos de Tijuana.

 

Aún no se ha recibido ninguna oferta formal, pero al igual que Sanchez Miño se esperará con brazos un ofrecimiento para consumar su salida.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS