jueves 02 de julio de 2020 - Edición Nº575

Entrevistas | 2 jun 2020

“HAY QUE COMPRAR POCO Y DARLE IMPORTANCIA A LAS JUVENILES”

Rubén Darío Insúa se acercó a los micrófonos de "Muy Independiente" para contar su actualidad y su pensamiento sobre el presente de Independiente, además de recordar sus dos ciclos por el club.


Por:
Ramiro Supph

"Me encuentro dirigiendo en Ecuador a la Liga de Portoviejo. Lo agarramos en la segunda división y lo ascendimos haciendo un gran trabajo y formando un muy buen equipo. Tengo mucho cariño por Ecuador, pero de Buenos Aire nunca me fui, je", inició el ex volante del rojo.

Su primera etapa a fines de los ochenta fue sin dudas la más recordada. Su nivel fue extraordinario y tuvo la posibilidad de obtener un título local. En alusión a ese equipo y aquel memorable metropolitano del 89 expresó: "Tengo un gran recuerdo de Independiente, fue un paso muy grande en mi carrera, me sentí muy cómodo. Hicimos dos pretemporadas muy exigentes y eso se vio en la cancha; el equipo tenía una capacidad física tremenda, presionamos muy alto y salvo el Bocha que quedaba como referente de ataque teníamos que correr todos para recuperarla. Había un compromiso muy grande, éramos solidarios y nos entendíamos colectivamente, pero además había un grupo con jugadores de mucha calidad. El segundo semestre del torneo fue brillante, le sacamos ocho puntos al segundo que fue Boca y quince a River que terminó tercero".
 

Además hizo hincapié en la supercopa perdida ante el xeneize: "Perdimos ese torneo por detalles. Terminamos invictos y en la definición no nos hicieron ningún gol. Podríamos haber ganado otro título internacional más, pero en el fútbol todo puede pasar, y terminamos siendo derrotados por penales por que ellos fueron mas eficaces".

En esa misma línea, comentó: "Los dirigentes cuidaban mucho la plata del club y apostaban mucho a las inferiores. Compraban, pero poco y barato. Se había llegado a cien mil socios, que en ese momento era algo inusual acá. Institucionalmente era lejos el mejor de Argentina y uno de los mejores en el mundo. Ese andar institucional generaba resultados deportivos positivos".

No fue su paso más recordado principalmente porque duró poco; entre 1993 y comienzos de 1994 Ruben Dario Insua volvió a Independiente cedido desde Barcelona de Ecuador. Prácticamente no jugó, pero evidentemente ese momento lo dejó marcado para siempre: "Me había lesionado y había vuelto a Argentina a recuperarme. Independiente me ofreció ayudarme en mi recuperación y quedarme en el club. Desde Ecuador habían puesto una cláusula que si Barcelona no se clasificaba a la Libertadores podía decidir quedarme. Cuando llegó el verano fui a la pretemporada, donde le ganamos a Racing y Boca en Mar del Plata con el plantel que después salió campeón del clausura. Me informaron que Barcelona había clasificado a la copa y tuve que volver, pero sin duda me hubiese quedado. Nunca me voy a olvidar del gesto de Independiente, soy muy agradecido".

Al ser consultado sobre el presente del rojo, no hizo más que mostrarse ilusionado con el trabajo de Lucas Pusineri: "Me gusta mucho lo que está haciendo. Tuvo un mercado de pases sin contrataciones y se está guiando en una política de promover juveniles. Le dio mas orden colectivo y ambición a los jugadores. Él es inteligente y está preparado. Le deseo lo mejor."

Por último hizo mención en las formas que debe implementar Independiente para recuperar el prestigio deportivo e institucional que lo llevó a ser el equipo más popular y exitoso del siglo XX: "Hay que copiar la metodología que se usaba en los setenta y en los ochenta; comprar poco y bien y darle importancia a los juveniles. Me parece que hace unos años se estaba intentando hacer eso, pero se perdió el rumbo. Con Pusineri y Burruchaga yo creo que lo van a rearmar":

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS