domingo 05 de julio de 2020 - Edición Nº578

Entrevistas | 2 jun 2020

"EN INDEPENDIENTE APRENDÍ A SER GANADOR EN LA VIDA"

Faryd Mondragón, ex arquero de Independiente, realizó el famoso “Libero vs” de TyC Sports en la que recordó varias cosas de su paso por el Rojo, habló de la situación de Martín Campaña y apoyó la gestión Moyano pese a sus errores.


Por:
Ignacio Caruzzi


El Rojo para Faryd Mondragón, significa: “Independiente fue aprender a ser ganador en la vida, aprender a ser profesional, aprender a no tener miedo. Salir a la cancha, jugar al fútbol y disfrutar. Luego, levanté mi primera Copa y en un lugar mítico como fue el Maracaná. Reafirmarme en un club, el más ganador de todos y que hasta ahora, es el arco que he sentido que es el arco más grande, muchas veces no te daban las fuerzas ni las agallas para darte vuelta y mirar esa popular”.

Su admiración hacía el fútbol argentino comenzó con el Nacional del 77’: “Era algo general, una admiración general. Acá el Grafico llegaba con 15 días más tarde. La primera gran crónica que leí del grafico fue la narrativa del título de Independiente en Córdoba con 8 hombres”. 

Pese al momento, respaldó a la actual dirigencia: “Momentos difíciles que está pasando todo el mundo, pero yo digo que con acierto y errores Los Moyano llegaron al Club y salvaron al Club de desaparecer deportiva y económicamente”.

Sobre la situación de Martín Campaña, opinó: “Es su dinero, se lo ha ganado y el club deberá corregir ese tipo de cosas”.

El compañero más molesto que tuvo fue: “Gustavo López, era insoportable. Era como Lucas Podolski en Alemania, eran unos cracks adentro de la cancha, pero afuera eran todo el día riéndose, joda, haciendo chistes, maldades. Cuando yo llego a Independiente, Gustavo López estaba lesionado y el zurdo me dijo: ojalá se recupere este pibe, es un fenómeno. Y después, prácticamente ganó la Supercopa él solo”.

En la ida ante Flamengo, por la final de la Sudamericana, estuvo presente en el LDA:“Lleve a mi hijo menor, que estaba loco por Pipa Benedetto y ser bostero. Y le dije no, usted, primero va a conocer lo que es Independiente. Ahora le gustan los dos”.

Sobre su canción favorita de la hincha de Independiente, cantó: “Aunque nos lleven la contra todos los cuadros, será siempre Independiente, el orgullo nacional. Pero el grito que más gustaba sin dudas era el: Mondragón, Mondragón, Mondragón”.

De sus 3 mejores atajadas en el fútbol argentino, recordó: “Contra José Luis Chilavert, un tiro libre que iba arriba, al ángulo. Hay un mano a mano con Toresani, en el Bilardo-Menotti, que ganamos 1-0 con gol de Panchito Gurrero. Hay una muy buena a Klimowicz”.

Recordó una anécdota ante José Luis Chilavert: “Había buena relación porque había respeto. Hubo algo que nunca nadie dijo que, el día de la final de ese partido Vélez-Independiente, que ellos terminan saliendo campeón con Piazza. Chila le ataja un penal a Burru. Humbertito Grondona, el técnico interino y le dije que, si había un penal, yo lo pateaba y Humbertito me dijo que sí. Cuando fue penal, yo me fui yendo para la pelota y cuando estaba en mitad de cancha me dijo que lo pateaba Burru. Yo me fui muy caliente al vestuario, le hice reclamos, pero no pasó de ahí”. 

El mejor insulto que recibió fue: “Recién llegaba a Independiente y estaba un poco como sobre pasado con el peso y uno me dijo: Dale Mondragón, abandona los postres”. 

Sobre uno de los goles que más gritó, eligió uno a Racing en 1997: “Ese de Caldera en el Cilindro es uno”

Cerró enviando un mensaje: “Toda la gente de Independiente. Aguante el Rojo y gracias por tanto cariño”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS