domingo 05 de julio de 2020 - Edición Nº578

Entrevistas | 23 jun 2020

"SE PERDIÓ EL RUMBO YENDO EN BUSCA DE LOS RESULTADOS Y NO SE MIRÓ LAS INFERIORES"

Nos comunicamos con Jorge "tapón" Gordillo, quien nos comentó su actualidad y el recuerdo sobre su paso en Independiente entre 1993 y 1995.


Por:
Ramiro Supph

"Hace casi 22 años estoy trabajando en las inferiores de River, después de que me fui de las inferiores de Independiente en el 99", inició.

Con respecto a la trágica muerte de su ex compañero Carlos Pestañita Morales, con quien compartió plantel durante dos años, manifestó: "No son noticias que uno quiere escuchar. Me enteré del suceso en un grupo que tenemos con los campeones del 94. Me golpeó bastante".

Ya de lleno en el ámbito futbolístico, hizo hincapié en aquella generación de los noventa que logró alzarse con varios títulos consecutivos, tanto a nivel nacional como continental. En relación a los integrantes del plantel y el extraordinario nivel demostrado durante aquella etapa expresó: "Había jugadores de mucha jerarquía. Con muchas variantes, y opciones de mitad de cancha para adelante, pero además teníamos una muy buena defensa. Cuando presionabamos arriba Serrizuela lo cubría a Perico y recuperabamos más fácil la pelota", y se refirió a su participación dentro del mismo: "A uno le costaba jugar porque había hombres que jugaban muy bien. Había una linda competencia interna y un buen grupo humano".

"Fue un cierre muy duro el del campeonato del Clausura 94. Huracán tenía muy buenos jugadores, pero se encontró con un Independiente que jugaba muy bien", agregó.

Además se refirió a Miguel Ángel Brindisi, quien llegó desde el exterior para dirigir al orgullo nacional y lo llevó a obtener dos títulos en un año: "Había un gran cuerpo técnico. Miguel era muy serio y capacitado. Te hacía fácil el juego. Te llegaba y lo entendías. Cuando llegó lo primero que hizo es armar un buen grupo humano, que es fundamental para conseguir cosas importantes. Ese Independiente fue eso. Recuerdo que todos presionabamos, incluso los delanteros, no dejaban salir a los rivales, había mucha colaboración colectiva".

Por otro lado, hizo un paralelismo entre los dos clubes de su exitosa carrera: River, donde jugó entre 1981 y 1992 e Independiente, donde terminó retirándose en 1995: "Son dos clubes muy grandes con mucha historia. Son parecidos en el gusto futbolístico. Cuando vine a Independiente me atrajo por que sabía que tenía una filosofía parecida a la de River, de pelear torneos e imponer el juego. Cuando llegué al principio fui titular como lateral izquierdo, aunque después me costó, había una linda pelea con el Luli, el avión... Intenté hacer lo mismo que hice en River, sabía de la exigencia de la gente y el famoso paladar negro. No importaba tanto el resultado, si no como se llegaba al resultado". 

Para concluir manifestó su opinión acerca de la actualidad del rey de copas y el decaimiento institucional y deportivo de los últimos años: "Cuando yo dejé de jugar veía al club bien, con buenas inferiores. Quizá ahí está el tema, pasa por ahí. Ir detrás de un resultado y enloquecer por eso, en los mercados de pases comprar y vender olvidándose de las raíces. No se proyectó a futuro y se perdió el rumbo". 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS