miércoles 20 de enero de 2021 - Edición Nº777

Futbol profesional | 3 ene 2020

IMPOSIBLE

Independiente cayó ante Arsenal y quedó sin chances matemáticas de llegar a la final de la Copa Diego Maradona. Al planteo jugado del segundo tiempo, se le sumó otra impresentable actuación de Néstor Pitana que dejó al 'Rojo' con las manos vacías.


Por:
Darío Casella @caselladarioe

Otra vez afuera de todo. En un partido que se rompió por completo, el 'Rey de Copas' se quedó sin nada. Es cierto que no se jugó bien, pero con poco lo pudo haber ganado. Obvio, si tuvieramos peso donde hay que tener peso. Porque otra vez, en un partido donde podías quedar con una vida más, te pusieron al árbitro que históricamente te perjudicó. Y este domingo te volvió a perjudicar.

Si hablamos un poquito de fútbol, diríamos que Independiente intentó desde el primer minuto. Sin embargo, los desacoples defensivos y las fallas individuales, hicieron siempre Arsenal estuviera en ventaja. Porque Pitana nos perjudicó, pero en un pelotazo frontal, el central de dos metros y 4 millones de dólares no puede fallar. Aunque falló y eso nos llevó al primer gol del partido, cuando la visita no lo merecía. Con amor propio, el 'Rojo', empujó y, con un gol de otro partido, lo empató.

Previo al empate, la primera 'omisión' del juez. Mano de Pereyra dentro del área, ante la atenta mirada del árbitro que hizo recordar aquella de González Pirez, cuando nos jugábamos la categoría.

En el segundo tiempo, el partido se rompió por completo. Pusineri mandó a todos a matar o morir, y se tornó un juego de palo y palo. Pero siempre estuvimos en desventaja, por las mismas falencias. Candia cabeceó entre el Franco y Bustos. Menéndez lo empató con un zapatazo como los que lo trajeron al club. Ahora llegamos al punto del descontrol. 

La segunda 'omisión' de Pitana. Con el partido 2 a 2, Velasco domina la pelota tras un pase del 'Chaco' Martinez, y Pereyra lo baja adentro del área pegándole en los dos tobillo ante la atenta mirada del árbitro. Para colmo, en el contragolpe, Luna anota el tercero para Arsenal.

Otra vez, con más ímpetu que fútbol, lo fue a buscar. En el medio, sin saber por qué, Franco se va expulsado. Así y todo, con uno menos, Velasco vuelve a empatar. Y, como para compensar, o ser menos evidente, el juez lo expulsó a Candia. 

Lo pudo ganar el equipo de Pusineri. Pero Messiniti  se lo morfó abajo del arco. Con Independiente jugado en ataque, sabiendo que sólo servía ganar, otra vez Luna le dio el triunfo a Arsenal.

Para quienes lo vieron de afuera, fue un partidazo. Para los que lo vemos todos los fines de semana, fue más de lo mismo. Es cierto que en el juego de los merecimientos, pudimos tener mejor suerte en este partido. Aunque si tenes errores conceptuales, no tenés peso en AFA y tenés a Pitana como juez principal, es imposible.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS